EL PRECIO DE LA VIVIENDA SUBE

Y a los siete años y medio, los pisos subieron de precio. Es la principal conclusión del informe sobre el mercado inmobiliario que elabora la consultora especializada Tinsa, cuyo índice mensual, basado en sus tasaciones de viviendas nuevas y usadas, se situó en octubre de 2015 en 1.349 puntos, un 0,8% más que en octubre de 2014.

Son niveles no obstante de mediados de 2003, cuando a la burbuja inmobiliaria le quedaba un largo recorrido.

NI LOS PISOS SUBEN MUCHO, NI SUBEN EN TODOS LOS MERCADOS

El precio de los pisos llevaba cayendo desde marzo de 2008, sí bien los descensos habían comenzado a ralentizarse en el segundo semestre de 2013, y ahora la caída desde máximos es del 41%. Además hay que señalar que la subida no se da en todos los mercados: el precio en las áreas metropolitanas siguió cayendo (un 0,6% interanual) así como el de las localidades pequeñas (un 0,2%).

En las capitales y grandes ciudades crece un 0,6% interanual. La ‘mayoría absoluta’ de los pisos que se venden en España valen entre 50.000 y 150.000 euros (un 57%), y sólo un 5% supera los 400.000 euros, si bien destacan dos excepciones: Madrid, donde el 10% de las transacciones inmobiliarias supera ese valor, y, sobre todo, Baleares, con un mercado muy atractivo para compradores extranjeros ‘premium’, lo que se traduce en un 29% de operaciones por encima de esa barrera de los 400.000 euros.

MADRID FRENTE A BARCELONA

Según los estudios de Tinsa, el tiempo medio para vender una vivienda en Barcelona es de 6,5 meses, frente a los 6,1 meses de Madrid, periodos de tiempo muy breves frente a ciudades como Sevilla (9,6 meses) y Valencia (14 meses). La consultora destaca el empuje de los precios en Ciutat Vella y Sants-Montjuïc (Barcelona) y Retiro (el distrito más caro de la capital, según Tinsa) y Centro (Madrid).

La cuota de esfuerzo para pagar el primer año de hipoteca es del 24% de los ingresos brutos anuales en el caso de la capital catalana y del 20,8% en Madrid, en consonancia con unos precios medios que son más altos en Barcelona: 2.427 euros el metro cuadrado frente a los 2.044 de Madrid.

Respecto a la promoción, Barcelona mostró más dinamismo que Madrid, con datos a cierre del primer trimestre de 2015: según los datos recogidos por el Ministerio de Fomento, el número de visados de obra nueva se multiplicó por cuatro respecto al inicio de 2014, con 344. En Madrid esos visados cayeron un 2,6%, pero el volumen es mucho mayor: 1.130 permisos. ¿Cómo son las perspectivas a corto y medio plazo, según Tinsa? Prudentes.

La consultora señala que «pese al punto de inflexión que sugiere el dato interanual registrado en octubre, lo cierto es que la estabilización aún debe consolidarse. La evolución del precio medio en los próximos meses dependerá del comportamiento de la economía y el mercado laboral, sobre los que siguen planeando algunas incertidumbres». Quedan nichos de mercado en los que los precios siguen cayendo, así que es demasiado pronto para lanzar las campanas al vuelo.

Si le ha parecido interesante este articulo, compártalo se lo agradeceríamos.